miércoles, 20 de agosto de 2014

Perfectamente imperfecta

Uñas descascarilladas, brackets, dedos regordetes... Y mucho más. Imperfecciones. Pero me da igual. Esa soy yo.


Soy así, y he aprendido a aceptarme con mis virtudes y mis defectos. Con los años vas aprendiendo, aunque no sea un camino fácil. 
Lo que no puedes cambiar, no tiene sentido preocuparse por ello; si puedes, y quieres, no es la solución preocuparse, sino ocuparse.

Pero sobre todo, mucho amor. Es difícil conseguir que te quieran si la persona que tienes más cerca, que eres tú mismo, no eres capaz de saber apreciar lo que tienes, cómo eres. Si tú no puedes, ¿quién desde fuera será capaz...?

¡Querámonos mucho!

6 comentarios:

  1. No hay ninguna imperfección que sea percibida como tal por los que te quieren. Es curioso pero he aprendido a amar algunas supuestas imperfecciones de personas a las que quiero y que por nada del mundo me gustaría que cambiasen.Tendemos a ser algo inflexibles con lo que nos hace real, imperfectos. Nunca buscaré la perfección, porque yo mismo no puedo alcanzar. Creo que aceptarse es la mejor lección que tenemos para convirvirnos.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A menudo somos mucho más exigentes con nosotros mismos que con la gente que nos rodea.
      Quizás esas pequeñas cosas que tú cuentas son las que nos hacen únicos, lo que nos diferencian del resto, lo que marca nuestra personalidad.
      Aceptarse quizás sea un signo de madurez, pero sin duda alguna es un paso que nos acerca más al bienestar.

      Muchos besos más

      Eliminar
  2. ... y labios bonitos ;)

    ResponderEliminar
  3. Preciosamente imperfecta.

    Besos y más besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Consigues sonrojarme perfectamente... ;)

      Besos mil

      Eliminar

Cambio comentarios por sonrisas ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...